BESTARD,TRADICIÓN

Fue en 1940, después de la Guerra Civil, cuando Antonio Bestard Bestard fundó un taller de zapatos donde empezó a fabricar calzado de caballero a medida , cosidos a mano, pero no tenía nada que ver con lo que es ahora Bestard. Según el taller fue prosperando encontraron el primer cliente fuera de la isla; en el norte de la Peninsula y como en el Pais Vasco, Cantabria y Asturias hacía más frio que en Mallorca los zapatos tenían que ser más calientes. La segunda generación de Bestard eran aficionados a las excursiones y empezaron a explorar un nuevo mercado. Bestard Mountain Boots sobrevivió a la crisis de los años 70 gracias a una reinvención: dejó de hacer zapatos de vestir de hombre para pasar al calzado de montaña

Entre sus proveedores más destacados está Vibram, un fabricante de suelas italiano con quienes han creado los zapatos Vento y la tecnología Gore-tex Surround, que permite una transpiración de 360 grados. La innovación mantiene al producto actualizado. La bota Vento la pudimos probar en Kirguistán.

En agosto de este verano un pequeño grupo de amigos viajamos a Kirguistán con la intención de ascender el pico Lenin, de 7134 metros.



Llevábamos dos modelos de botas de Bestard, las Android y las Top Extreme Lite para probar. Primero aclimatamos en Ala Archa, un increíble macizo montañoso muy cercano a Biskek (la capital), donde ascendimos el Pico Uchitiel de 4.527m, y posteriormente nos trasladamos a la zona del Pamir, donde se encuentra el pico Lenin.

Una vez en el campo I del Lenin ascendimos al Pico Yuhin, de 5100 metros. Tanto en el Uchitiel como en Yuhin llevábamos las botas Android,que lleva incorporada una revolucionaria suela Vibram® VENTO que garantiza transpiración y confort interior, evacuando el calor y la humedad también por la planta del pie. Encontramos en las Android un alto nivel de amortiguación que reducía los impactos al caminar por diversos terrenos proporcionando una alta sensación de confort.

Después intentamos aprovechar la única ventana de más o menos buen tiempo que disponíamos por temas de fechas, ya en el campo II, a 5300 metros, el tiempo fue horrible y cayó casi un metro de nieve, pasamos toda la jornada en la tienda; el día 16 ascendimos al campo III, a 6100 metros. Del grupo de amigos solo Javier Paz alcanzaría los 7134 metros de la cima.

Tanto Javier como Ramón utilizaron las botas Top Extreme Lite de Bestard y les funcionaron de maravilla, según palabras de Ramón Portilla "siendo sin duda unas de las botas más ligeras y calientes que yo he usado".

"El día de ataque a cumbre, entre la subida y la bajada, fueron bastantes horas con ellas puestas, y el resultado fue totalmente satisfactorio, sin molestias ni rozaduras y, sobretodo, lo más importante, perfectamente calientes para la altitud y frío del día (la previsión en cumbre era de -18º con viento, sensación térmica de -30º), ya que en ningún momento noté frío en los pies. Es una bota muy recomendable…” Javier Paz







No se encontraron resultados.


Deja un Comentario

Tu email no será publicado