ONLINE, COMPRAS RESPONSABLES

Con la llegada de las tecnologías nuevas se han alterado los hábitos de compra de los consumidores. La comodidad de comprar desde casa ha provocado un cambio en las preferencias de compra de los consumidores.

¿Tu compra donde la haces? ¿Buscas información por Internet o prefieres que te asesore un vendedor en la tienda? La compra online empieza a comer terreno a la compra convencional.Cuanto más joven es el consumidor ,más tiende a comprar en internet. Hay varios tipos de compradores, uno de ellos es el comprador impulsivo, este suele arrepentirse de su compra rápidamente, compra por impulsos, y están también los compradores informados, estos antes de comprar analizan opiniones, comparan la calidad y el precio y rara vez se arrepientes de sus compras. Se estima que en España 7 de cada 10 internautas compran productos online, esto supone unos 20 millones de españoles y unos 720 millones de compras al año y un 35% aproximadamente proceden a devolver el producto por distintos motivos, lo cual multiplica el número de transacciones y todos los problemas asociados.

Los cambios en el sector de la distribución han sido muchos en pocos años. Para competir y dar un mejor servicio a los clientes se han ampliado trayectos, recorridos y puntos de entrega, para poder ofrecer una venta a la carta casi inmediata. Este afán de inmediatez ha creado un ritmo de entregas vertiginoso que no debe minimizar la responsabilidad que supone nuestra compra. La huella de CO2 derivada de la distribución y la generación de residuos son aspectos ambientales con impacto socioeconómicos que debemos tener en cuenta.Hay que analizar el impacto que generan las ventas por internet centrándose en el sobreembalaje y la devolución de productos.El problema de las devoluciones genera un trasiego de envíos por ambas partes, mayores emisiones generadas por el transporte y mayor cantidad de residuos.

La devolución puede ser por desperfecto o mal funcionamiento del producto o por otros motivos, como que el comprador se arrepienta de la compra, la devolución se puede hacer en la tienda física en caso de que exista esa posibilidad, y a través de una empresa de transporte .

El coste ambiental de las devoluciones.

Es difícil poder establecer a ciencia cierta el coste ambiental de las devoluciones de ecommerce, pero ante el volumen de envíos podemos decir que es un coste muy alto para nuestro PLANETA.

Por un lado tenemos la producción de emisiones de dióxido de carbono que el propio sector del transporte emite mediante los vehículos y distintos medios que necesita para poder volver a posicionar ese paquete en la plataforma logística o el almacén del cliente. Furgonetas, camiones o incluso aviones son los medios para devolver el paquete que hemos preparado y que de forma deliberada hemos generado al comprar mas tallas sabiendo que desde la compra ya realizaríamos una devolución.Además en el caso del transporte , las devoluciones suelen ser unitarias, esto es un paquete en cada recogida, lo que hace que que el coste ambiental sea muy alto en comparación con los envíos en el vehículo van varios paquetes para la zona.

Otro coste es el del propio producto, un porcentaje de ellos no se pueden reintegrar en la cadena de venta porque presentan desperfectos o porque ese producto ya no se vende y no tiene ningún interés.. Gestionar este excedente que no puede volver a ponerse a la venta supone un coste ecológico muy alto ya que algunas grandes empresas proceden a la eliminación de productos como la ropa o los artículos electrónicos. y otro de los costes extras de una devolución son los costes de mantenimiento para gestionar las devoluciones, los materiales como los almacenes necesarios, luz eléctrica, sistemas de control... Piensa muy bien tu compra!!.


Deja un Comentario

Tu email no será publicado