CÓMIC "EL FOTOGRAFO"

El Fotógrafo, cómic originalmente publicado en tres tomos, es una novela autobiográfica basada en las vivencias del fotógrafo Didier Lefèvre durante un reportaje de una misión de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Pakistán y Afganistán en 1986. Didier viaja de París a Pakistán, donde MSF se prepara para cruzar la frontera y empezar el verdadero viaje. Allí, el choque cultural es increíble.

Esta es una obra de carácter documental que combina la fotografías reales con viñetas dibujadas; intercalándose la fotografía de Didier Lefèvre y los dibujos de Emmamuel Guibert, representando una panorámica altamente realista de la zona en que ocurre la historia. Lefèvre se une a una caravana de MSF, cuyo proyecto consiste en atender a la población de una zona del norte de Afganistán, donde se encuentra más desasistida (en aquellos años, esta era una zona de guerra entre soviéticos y muyahidines); teniendo que cruzar la cordillera del Hindu Kush, con picos de 7 000 metros de altura, para llegar hasta allí. Enfrentándose durante el trayecto al frío, a la nieve, a los bombardeos soviéticos y a las disputas entre los clanes afganos.

En la primera parte vemos la cultura del país, las gentes que conviven en Pakistán, a la vez que descubrimos una de las partes esenciales de todo proyecto de cooperación: la preparación del material y la logística del viaje. Es una introducción que nos adentra en el contexto social y demográfico: la población y sus movimientos, sus hábitos, su cultura, su religión, sus ideas, sus creencias… Algo que nos permite entender la situación del entorno en el que se desenvuelven. En la segunda parte, podemos vivir la incertidumbre, el sufrimiento y el miedo de un viaje entre montañas en medio de una zona de guerra, hasta los pueblos de Afganistán donde se desarrolla el plan humanitario de atención médica a la población civil. Leyendo los textos, viendo las fotografías y dibujos nos vemos trasladados a la zona, inmersos en las intervenciones quirúrgicas, en los cuidados, exploraciones y tratamientos médico; todo ello con unos medios muy limitados. El realismo a través de la fotografía detalla las posibilidades de cómo se puede llegar a trabajar en zonas de cooperación.

Durante la conversación entre uno de los profesionales y el fotógrafo, se expresan las siguientes palabras: “Aquí y en Francia, la base de la medicina es idéntica, observación, examen clínico y estudio de los síntomas, se llama semiología, leer los signos. Y no hay mejor escuela de semiología que la medicina en condiciones precarias, la medicina que practicamos aquí”. Un diálogo que nos muestra la realidad del profesional sanitario que trabaj en proyectos de cooperación.

En el último capitulo Lefévre decide hacer el viaje de vuelta por su cuenta, sin la ayuda de MSF, enfrentándose a una tavesía en soledad sin organización ni preparación. El coste físico de su viaje le dejó sufriendo de forúnculos crónicos de por vida y le hizo perder 14 dientes. Sin embargo, antes de morir regresó a Afganistán otras siete veces en un intento de contar las historias de aquellos que conoció por primera vez en 1986, a quienes no podía abandonar ni olvidar.

El libro es largo, tiene 267 páginas, pero su longitud es una ventaja, ya que permite que la historia se pueda desarrollar plenamente, y contar así el arduo viaje a los pueblos de montaña, la devastación de la guerra, la lucha por salvar vidas y el intento de Didier de regresar a Pakistán en solitario, por delante del equipo. La misión de tres meses fue dirigida por la Dra. Juliette Fournot, quien habló darí, se vistió como un hombre y ordenó que hubiera respeto tanto a franceses como a afganos, incluyendo los jefes de las aldeas y los señores de la guerra locales. Su papel y su inmersión en la sociedad afgana, donde pasó su adolescencia, destruye repetidamente los estereotipos fáciles sobre dicha cultura, asi como sobre la musulmana. El libro transmite la sensación que te deja una película, lo que demuestra la habilidad de Guibert y Frédéric Lemercier, el diseñador gráfico. También, un dato interesante a tener en cuenta es que de las 4000 fotografías que hizo durante su viaje, sólo llegó a publicar seis. Gracias a la publicación de este cómic podemos disfrutar del resto de ellas. Lefèvre (quien murió de insuficiencia cardíaca en 2007) cuenta su historia con una mezcla de inocencia y sensibilidad que nos seduce; podemos ver cómo se retira llorando a un rincón apartado después de ver a una niña herida de 10 años que nunca volverá a caminar y morirá de un shock séptico seis meses después.

El libro concluye con hojas de contacto que muestran a Lefèvre caminando con su madre en la playa de Blonville con Bienchen, su pequeño perro. Una posdata señala que ella no supo los detalles de los viajes de su hijo hasta la publicación de esta historia, dos décadas después de su primer viaje. "El gran triunfo de ‘El fotógrafo’ es que une este silencio, no hay peleas, no hay grandes guerreros exaltados. La historia trata sobre aquellos que viven al margen de la guerra y se preocupan por los detritos humanos. Al final del libro, la imagen de un arma es desagradable. Y si puedes lograr esto, has recorrido un largo camino para transmitir la verdad sobre la guerra". (Art: 20 de mayo de 2009, The New York Times)

Didier Lefèvre: (1957-2007) Fotógrafo francés. Farmacéutico de formación, viajó con Médicos Sin Fronteras como fotógrafo y reportero gráfico. Las fotografías de su primera misión en Afganistán son la base del premiado trabajo del cómic El fotógrafo, realizado con el historietista Emmanuel Guibert en 2003. Falleció de un ataque al corazón.

Emmanuel Guibert: (París, 1964) Dibujante y guionista de cómics francés, conocido principalmente por su serieEl fotógrafo con Didier Lefèvre.

Frédéric Lemercier: (Rouen 1962) Encargado de la maquetación y el coloreado de El fotógrafo. Fue responsable del servicio gráfico del Museo de Orsay entre 1988 y 1991. Se dedica a la enseñanza artística desde el año 2001.

El primer volumen obtuvo en 2003 el premio Canal BD, otorgado por la principal cadena de librerías de cómic francesas; mientras que el segundo obtuvo el Premio France Info al mejor cómic de actualidad. El cómic es fantástico. Una aventura situada en un contexto histórico no muy lejano, hace menos de 30 años en Afganistán y Pakistán, dos países en los que los conflictos que observamos en el cómic siguen totalmente vigentes. Muestra una visión de primera mano de las actividades de una organización como MSF en una zona de guerra. Una obra maravillosa y totalmente recomendable.

https://www.youtube.com/watch?time_continue=37&v=s1V__8YrqB0&feature=emb_logo



Deja un Comentario

Tu email no será publicado